Industria de alimentos y bebidas


Especialmente en establecimientos donde se almacenan y procesan alimentos, existe un gran número de sitios potenciales para la formación de moho y microbios o la esterilidad es un estándar de calidad fundamental.








De acuerdo con el Reglamento de Higiene Alimentaria (LMHV), toda empresa que produce, procesa o comercializa alimentos está obligada a comprobar, supervisar y documentar sistemáticamente y determinar las medidas de seguridad apropiadas de las etapas de trabajo críticas para la seguridad alimentaria durante el flujo de procesos.

Los alimentos representan un caldo de cultivo ideal para los microorganismos y pueden estar contaminados con residuos y sustancias nocivas que ponen en peligro su salud. Por lo tanto, existen normas estrictas que rigen la producción, el almacenamiento, el procesamiento y la preparación de alimentos con el fin de proteger al consumidor.

Particularmente la esterilidad y el control de moho son factores que tienen un impacto significativo en la higiene industrial.

Un alto nivel de calidad ofrece una ventaja competitiva a largo plazo, ya que los consumidores demandan seguridad en materia de higiene.

Vallovapor© le permite tomar control total del tema "higiene" de forma independiente y sin tener que contratar personal especializado. Nuestros especialistas en desinfección se encuentran a su disposición para asesorarle y desarrollar soluciones a medida conforme a sus necesidades individuales para superficies y ambientes libres de gérmenes.

Nuestro concepto de higiene establece seguridad en el sector alimentario y, gracias a su aplicación rápida, garantiza períodos más reducidos de inactividad. Estamos a su disposición para realizar una demostración de nuestros conceptos por medio de controles de calidad como pruebas de limpieza y mediciones de la concentración microbiana del aire.

En los establecimientos donde se almacenan y procesan alimentos, existe un gran número de sitios potenciales para la formación de moho y microbios. Incluso en instalaciones de almacenamiento y refrigeración a bajas temperaturas suele encontrarse una mayor formación de moho. Esto no depende únicamente de la higiene general y de una gestión de alta calidad, sino también del tipo de materias primas procesadas (que por lo general ya se entregan contaminadas) y el diseño constructivo del establecimiento. Frecuentemente, bacterias y esporas de moho presentes en las instalaciones de almacenamiento, tales como los silos, se introducen en el proceso de producción situándose sobre el alimento procesado.

Por otra parte, dependiendo de cada establecimiento, en la producción suele existir una elevada formación de condensación ya que muchos productos son cocidos o ahumados (fábricas de procesamiento de carne, fabricante suplemento, plantas de procesamiento de vegetales), lo que con el tiempo conduce a problemas irresolubles con el moho.

Además, el sistema de ventilación y las zonas de difícil acceso en la producción (por ejemplo, parte interior de cintas transportadoras, etc.) representan generalmente un punto débil en la higiene general del establecimiento.

Estamos a su disposición para llevar a cabo un proyecto piloto con el fin de demostrar nuestro enfoque innovador y nuestra alta calidad. También ofrecemos contratos de servicios a clientes industriales para otorgar un alto nivel de higiene de forma permanente.
 
Industrias comúnmente afectadas:
  • Plantas de procesamiento de carne
  • Panaderías
  • Centrales lecheras
  • Cervecerías
  • Fábricas de bebidas


Factores principales para la formación de moho y la contaminación bacteriana en la industria alimentaria:
  • Producciones con alta humedad promueven el crecimiento de moho en las superficies (por ejemplo, paredes, techos, paneles, etc.)
  • Materias primas contaminadas, tales como cacao, harina, etc.
  • Formación de "moho externo"
  • Plagas animales (insectos , roedores , etc.)