Salud pública


La higiene en hospitales y sanatorios adquiere una importancia primordial. Vallovapor© proporciona soluciones innovadoras de higiene para aire y superficies esterilizados en quirófanos y habitaciones de pacientes.








Gracias al sistema innovador y rápido de desinfección de superficies y ambientes, Vallovapor© brinda una alta seguridad higiénica en hospitales, clínicas y sanatorios protegiendo a pacientes, visitantes y empleados. Esto reduce la propagación de los agentes patógenos resistentes a los antibióticos (SARM, ERV, ESBL, etc.) y minimiza la aparición de enfermedades infecciosas.

Una rutina de desinfección manual en hospitales, consultorios y sanatorios no siempre proporciona excelentes resultados en la eliminación de patógenos. Las contaminaciones típicas causadas por las bacterias estafilococo, pseudomonas, E. coli, Gram (+) y Gram (-) así como diversos hongos no fermentadores, pseudomonas sp., inclusive estafilococos meticilinorresistentes (SARM) son prácticamente imposibles de excluir.

En el pasado se demostró que la limpieza de superficies y la desinfección en hospitales no es suficiente. Las manos no son los únicos medios de contagio ya que la transmisión de infecciones se efectúa en el 19,8% de los casos mediante las superficies y el aire ambiente y en el 21,1% de los casos mediante equipos y herramientas.

El 75% de todos los entrevistados de la Asociación Alemana de Higiene Hospitalaria (DGKH, por sus siglas en alemán) creen que existe una urgente necesidad de mejorar la higiene en los hospitales.

A nivel mundial, la propagación de infecciones en hospitales por gérmenes resistentes a los antibióticos aumenta a proporciones alarmantes. Actualmente los más comunes son los llamados estafilococos aureus multirresistentes o meticilinorresistentes (SARM). El SARM tiene una resistencia notable y puede sobrevivir hasta 7 meses en superficies.

Una desinfección periódica, sencilla y rápida con Vallovapor© garantiza una desinfección segura de todas las superficies y el aire de los ambientes. A través de la técnica de nebulización, el ingrediente activo penetra donde otros desinfectantes líquidos no penetran.

Particularmente importante para el uso contra los agentes patógenos resistentes en el área clínica es su acción prolongada y hasta hoy no se conocen evidencias detectables de formación de resistencias contra nuestro ingrediente activo así como de su efecto residual.

En la concentración justa, ValloFog es totalmente inofensivo e inodoro en comparación con los desinfectantes nebulizables de ambientes convencionales, tales como el formaldehído o el peróxido de hidrógeno. ValloFog tiene un efecto duradero ya que deja una película de acción prolongada sobre las superficies.

Vallovapor© asegura una cirugía aséptica y habitaciones y salas de espera desinfectadas.
 
El servicio de higiene de Vallovapor©:
  • Limpieza del aire y descontaminación de ambientes mediante la nebulización en frío.
  • Nebulización de las más pequeñas grietas y hendiduras que sirvan de medios de cultivo para la formación de esporas, hongos y moho
  • Nebulización de las habitaciones de los pacientes para matar gérmenes, bacterias y hongos
  • Limpieza de los sistemas de ventilación y aire acondicionado para prevenir la formación de moho y evitar la contaminación microbiana
  • Nebulización de las salas de operaciones, en donde no sólo se higienizan las superficies sino, por ejemplo, las partes no visibles de la mesa de operaciones
  • Desinfección en líquido y en aerosol basada en el mismo ingrediente activo para una limpieza complementaria de superficies
  • Revestimientos antimicrobianos especiales para paredes y techos evitan el desarrollo de gérmenes y moho